20 jul. 2012

MADRID, ¡HAGÁMOSLE INEXPUGNABLE!

¡MADRID, HAGÁMOSLE INEXPUGNABLE!

Instalación de una tienda de souvenirs. Diversos objetos recontextualizados y serigrafiados.

Pieza expuesta en "Psicogeografías: espacio y memoria" comisariada por Juan Antonio Álvarez Reyes.

Daños colaterales – un colectivo artístico formado por Mariano López y María González- también habla de cómo el pasado pervive en el presente por medio de la relaciones entre mercadotecnia e historia. Se detienen, mediante una instalación producida y pensada para esta exposición, en cómo los espacios de resistencia han sido invadidos y trastocados por el consumismo. Para ello confrontan dos épocas y dos visiones distintas. Por un lado, el momento de resistencia ante las tropas nacionales realizada por el pueblo de Madrid y las diferentes batallas que se desarrollaron en la periferia urbana durante la Guerra Civil. Por otro, la época actual, en la cual el desarrollismo comercial avanza por el mapa de la Comunidad con la sucesiva apertura de nuevos y más grandes centros comerciales. El paisaje y el mapa de la batalla están ahora jalonados no sólo por la memoria histórica, sino también por el avance del “frente comercial”, parejo al olvido del “frente popular”. La instalación producida introduce también un tercer elemento relacionado con la propia exposición y la estructura de la que nace, de su carácter itinerante por diversos municipios de la Comunidad de Madrid y de la búsqueda de la memoria del lugar actualizada tanto por la “constitución política del presente” –por utilizar un término empleado por Antonio Negri y Michael Hardt-, como por la propia política cultural. Formalmente, el dispositivo que adopta Daños Colaterales es el formato tienda de souvenirs. Un mostrador, unas vitrinas y un gran revistero donde se muestran respectivamente póster, mecheros, alfombrilla para el ratón del ordenador, bolas de nieve, tazas y huchas; además de un perchero donde cuelgan camisetas. Todos ellos son souvenirs-recuerdos del pasado, puesto que llevan estampaciones e impresiones de diversos elementos relacionados con esa época de resistencia popular durante la Guerra Civil. La memoria, el pasado, la resistencia, también pueden ser vendidos, devorados y tergiversados en su explotación comercial. Los mapas de la batalla actual, con el avance del “frente comercial”, así lo indican. Sin embargo, los souvenirs-recuerdos también sirven para eso, para recordar que ahí pasó algo que perdura por otros caminos en el presente. Las intervenciones que han realizado sobre los carteles apropiados de la contienda iniciada en 1936 son, por tanto, un paseo por la geografía del pasado inmediato y su contaminación en el presente. De hecho, han sido intervenidos con la propia historia de la exposición, con los municipios de la periferia por los que va itinerando sin pisar el centro, la capital, como de hecho ocurrió en la Batalla de Madrid durante la Guerra Civil. Las fechas –que aparecen en carteles históricos junto al nombre de los municipios donde la muestra recala- señalan dos derrotas asociadas a formas de transformación y utopía social: la del pasado frente al ejército nacional y la del presente frente al desarrollismo comercial.

Juan Antonio Álvarez Reyes. Catálogo de la exposición Psicogeografías: espacio y memoria.


No hay comentarios :